miércoles, 17 de agosto de 2011

Los libros de texto en la Historia: Protestas antijaponesas en China ... 2005




Los libros de texto en la Historia

Protestas antijaponesas en China por libros de texto que suavizan atrocidades niponas durante Segunda Guerra Mundial
12 de abril de 2005
Pekín, China – Violentas protestas se registraron este fin de semana frente a la embajada japonesa en la capital así como en varios consulados nipones en ciudades como Guangzhou (Cantón) y un ataque a un supermercado japonés en la sureña ciudad de Shenzhen. Los manifestantes gritaban "¡Boicot a Japón!" y "¡Largo, cerdo japonés!", mientras lanzaban piedras, destrozaban ventanas, quemaban banderas niponas y les gritaban a los cerca de 500 policías enviados a mantener el orden "los chinos no deben proteger a los japoneses".
A comienzos de la semana pasada, el gobierno japonés había sido criticado por aprobar un controvertido libro de texto de historia que los manifestantes, así como muchas personas en China y Corea del Sur, afirman que suaviza las atrocidades cometidas por Japón durante la Guerra chino-japonesa, en el marco de la Segunda Guerra Mundial. El embajador japonés en Pekín defendió los libros y añadió que eran producidos por compañías privadas y no por el gobierno nipón.
El Diario del Pueblo informó acerca de los eventos que llevaron a las protestas, citando las demandas de los manifestantes a "proteger las Islas Diaoyu”; a "destrozar el sueño japonés" de un asiento permanente en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y a boicotear los productos japoneses. Entre seis y veinte mil personas habían iniciado una protesta antijaponesa pacífica el sábado temprano, antes de los disturbios. Los manifestantes también atacaron una sucursal del Bank of Tokyo-Mitsubishi y un restaurante japonés cuyas meseras estaban vestidad con kimonos, según la agencia Reuters. Miles lanzaron piedras a la casa del embajador japonés, Koreshige Anami, según la agencia Kyodo News.
"Nuestra generación cree que China debe defender sus derechos y dejar de ser suave con Japón", afirmó el estudiante universitario Li Jiangchuan a The New York Times, quien añadió "Japón debería dejar de mentir acerca de la historia y decir la verdad". Por su parte, Li Hongbo, de 19 años, estudiante de la Universidad de Tsingua, dijo que "Cada ciudadano chino siente ira por la manera en que Japón ignora su propia historia y trata de ocupar el territorio soberano de China". China y Japón se disputan las diminutas Islas Diaoyu (Senkaku en japonés) al este del Mar de la China, las cuales poseen reservas de gas natural.
Japón protestó de manera formal lo sucedido ante la misión diplomática china en Tokio. Los diplomáticos chinos expresaron sus disculpas por el hecho de que las protestas se salieran de control. "El que la gente tomara medidas como tirar piedras a la residencia del embajador y a la embajada no es aceptable por el gobierno chino. En representación del mismo, ofrezco mi más profunda lástima y expreso mis disculpas", dijo el Viceministro de Exteriores chino Qiao Zonghuai.
No obstante, en las últimas horas, el primer ministro Wen Jiabao declaró en Nueva Delhi que Japón debe "encarar la historia" y afirmó que "una respuesta pública contundente" podría hacer reflexionar al país nipón acerca de su invasión al Lejano Oriente durante la Segunda Guerra Mundial. Por su parte, el primer ministro japonés, Junichiro Koizumi, dijo el lunes que la culpa es de China por no proteger a los japoneses durante las protestas. "China es responsable por la seguridad de los japoneses en su país", afirmó.

El libro
El polémico libro de texto
, publicado por la editorial Fusosha, fue aprobado el 5 de abril por el Ministerio de Educación Japonés para su uso en las escuelas medias de ese país (a las que asisten jóvenes entre 13 y 15 años) a partir de abril de 2006, y es una versión actualizada de otro libro que originó protestas formales de China y Corea del Sur cuando se lanzó en 2001. El libro, que habría sido escrito por ultranacionalistas japoneses (miembros de la Sociedad Japonesa para la Reforma de los Libros de Texto de Historia, según The Japan Times), califica de "incidente" la masacre de Nankín, ocurrida en 1937, en la cual las tropas invasoras niponas mataron cerca de 300.000 civiles y soldados desarmados.


“Tan nauseabundo fue el espectáculo que incluso los nazis de la ciudad quedaron horrorizados, proclamando uno que la masacre fue el trabajo de una “maquinaria bestial”. Sin embargo, la masacre de Nanking sigue siendo un oscuro incidente. A diferencia de las explosiones atómicas en Japón o el Holocausto judío en Europa, los horrores de la masacre de Nanking permanecen virtualmente desconocidos para la gente de fuera de Asia. La masacre permanece ignorada en la mayoría de la literatura histórica publicada en los Estados Unidos."
Japón nunca ha pedido perdón a pesar de las aplastantes evidencias, no reconoce su responsabilidad y sólo admite "algunas ejecuciones de prisioneros de guerra".
Introducción del libro The Rape of Nanking: The Forgotten Holocaust of World War II, de Iris Chang. (Traducción realizada por la web Foro Segunda Guera Mundial)
“En la masacre de Nanking la matanza se concentró en unas pocas semanas. En realidad, incluso bajo los estándares de la guerra más destructiva de la historia, la masacre de Nanking representa uno de los peores ejemplos de exterminio masivo. Para imaginar su tamaño comparativo, debemos prepararnos para unas cuantas estadísticas más.
Aunque no se sabe con exactitud el tamaño de la matanza en víctimas humanas, cálculos aproximados de lo sucedido entre diciembre de 1937 y marzo de 1938 en Nanking arrojan no menos de 369,366 civiles asesinados y 80,000 mujeres violadas asesinadas o mutiladas entre las que se incluyen una incalculable y enorme proporción de niñas.
El número de víctimas de Nanking –una ciudad china sola- excede el número de bajas civiles de algunos países europeos durante toda la guerra. (Gran Bretaña perdió un total de 61.000 civiles, Francia 108.000, Bélgica 101.000, y los Países Bajos 242.000). El bombardeo aéreo se considera por los que reflexionaron sobre estas cosas uno de los instrumentos más formidables de destrucción masiva. Pero incluso los peores ataques de la guerra no excedieron los estragos de Nanking”.


http://es.wikinews.org/wiki/Protestas_antijaponesas_en_China_por_libros_de_texto_que_
suavizan_atrocidades_niponas_durante_Segunda_Guerra_Mundial

http://vidaytiemposdeljuezroybean.blogspot.com/2009/12/estupor-y-temblores-i-la-violacion-de.html




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada