lunes, 19 de mayo de 2014

Un poco de historia americana...

Al ubicarnos cronológicamente en el siglo XVI, siglo de la exploración de América, y tratar de buscar el grado cultural en que vivían los indios que encontraron los descubridores, hagámoslo en tres afirmaciones: 1.º Carecían de determinados rasgos de civilización. Demos la palabra a nuestro ya conocido americanista Paul Rivet: «Al momento del descubrimiento, el hombre americano, considerado en su conjunto, no había rebasado la época neolítica; en las escasas regiones donde utilizaba los metales, no había alcanzado más allá de la Edad de Bronce, y tenemos entendido que el descubrimiento del cobre y su aleación con el estaño se había hecho allí mismo, en una época tardía, es decir, una decena de siglos después de Jesucristo...» «Los indios no conocían el uso de la rueda, ni el torno del alfarero, ni el vidrio, ni el arroz, ni la cebada, ni el centeno» (10). 2.º Había diversificación de culturas: a) Las altas culturas –maya, azteca e incaica– caracterizadas por: la sedentarización y urbanismo, el sistema político estatal, la división de la sociedad en capas, la economía diversificada en agricultura, industria y comercio. A ello se agrega el proceso de la invención de la escritura en etapas pictográficas hacia la ideográfica y fonética de aztecas y mayas. b) La cultura de los cazadores y pescadores circumpolares (esquimales), con los siguientes rasgos característicos: El nomadismo; la caza y la pesca como bases de su economía, el uso de vestidos de pieles de animales, de botes de cuero para la pesca en verano, del trineo tirado por perros y de armas arrojadizas. c) La cultura de los cazadores, pescadores, recolectores y cultivadores de las praderas y llanuras (extendidos por toda América) caracterizada por: el nomadismo o seminomadismo, la práctica de la recolección, caza, pesca y cultivo del maíz y la yuca como bases de su economía; la posesión de un primitivo sistema estatal: el cacicato (con el hombre más valiente de la tribu por jefe); la posesión de una cerámica rudimentaria y de una industria incipiente, la del algodón, y la organización en clanes totémicos. 3.º Los indios de las altas culturas vivían en la Protohistoria. Los rasgos de progreso de mayas, aztecas e incas, y muy tímidamente de los chibchas, nos llevan a una conclusión: esos pueblos, aunque carentes de la escritura acabada, no vivían en la Prehistoria sino en la Protohistoria, es decir, en un campo que abarcaba ya, aunque no abiertamente, los comienzos de la Historia. Los jeroglíficos mayas y aztecas les permitieron escribir sus tradiciones, las ciudades tenían notable desarrollo (Tenochtitlán, Tlascala, Cuzco, Cajamarca), el arte monumental y simbolista, la agricultura bien desarrollada, el sistema colectivista incaico, los calendarios aztecas y maya, todos son detalles que claramente nos dicen que no eran pueblos prehistóricos sus autores: eran protohistóricos. Esta semana conoceremos un poco más de cada una de estas tres culturas indígenas, Maya, Azteca e Inca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada