viernes, 29 de octubre de 2010

Andrés Bello: defensor de la pureza y propiedad del idioma castellano

“Poeta, filólogo, educador, jurista, Andrés Bello fue uno de los humanistas más notables de América.

Entre las principales obras de Bello se encuentra la notable Gramática de la lengua castellana destinada al uso de los americanos, un texto de Derecho romano, de lectura obligatoria en la Escuela de Derecho, y sus Principios del derecho de jentes (que después se llamó Principios de derecho internacional), uno de los primeros tratados de derecho internacional en lengua castellana. El Código civil chileno -su obra más perdurable- está aún en vigencia, fue adoptado sin mayores modificaciones en Ecuador y Colombia y sirvió de base a la legislación civil de numerosos países hispano-americanos”.

http://www.andresbello.org/article.php3?id_article=34&id_rubrique=15

“Bello es la figura más representativa del avance cultural chileno e hispanoamericano de la primera mitad del siglo XIX. Admiró y siguió la poética libertaria de Victor Hugo y Lord Byron. Fue un decidido defensor de la pureza y propiedad del idioma castellano y, aún así, acogió los giros populares en la medida en que éstos no chocaran con los términos castizos en uso.

En 1843 comienza a publicar en la revista El Crepúsculo su obra Filosofía del entendimiento, que sólo aparecería publicada completa después de su muerte, en 1881. Pensada como libro de texto, pero elaborada de forma innovadora, tiene como objeto de investigación un campo mucho más amplio que el mero entendimiento humano, puesto que en él incluye hasta la metafísica”.

http://www.biografiasyvidas.com/biografia/b/bello.htm

“Esforzada juventud:

La muerte de su padre (1807) dejó a su familia en estrechez económica, por lo cual Andrés volcó sus capacidades literarias en la traducción de escritos latinos y franceses, de autores como Virgilio, Horacio y Voltaire. Asimismo escribió, recitó y vendió versos con ocasión de nacimientos y matrimonios”.

http://www.educomputacion.cl/content/view/243/38/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada