miércoles, 8 de septiembre de 2010

El Tesoro de Covarrubia, el diccionario más antiguo

“El mayor elogio que se puede hacer a un diccionario es decir que puede leerse. Sí: no consultarse (la cruda operación de llegar, sacar lo que uno quiere y luego marcharse), sino disfrutarse. Si alguna obra lexicográfica se presta a la lectura es ésta.
En el Renacimiento, cuando despertó el interés por las hablas vulgares, aparecieron los primeros diccionarios de lenguas europeas, con frecuencia llamados tesoros, por las riquezas que encerraban. Con algo de retraso frente a ellas, en 1611 —justo entre las dos partes del Quijote— aparecía el Tesoro de la lengua castellana o española”.


Para leer más ir a:

http://jamillan.com/covarr.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada